Podrías haber
dicho las palabras más horribles
esa noche
esa tarde
ese día
te bastaron palabras
sutilmente melosas
superficialmente ofensivas
pero nunca llegaste al punto
en que tu vocabulario
carcomiera tus entrañas
succionara tu sangre
o vomitara de dolor.

Podrías haber
dicho las palabras más horribles
esa noche
esa tarde
ese día
sin embargo
nunca en tu vida
lo hiciste.

Anuncios