Te quiero con las alas rotas o completas. Con la piel abierta y vulnerable.
Te quiero aunque estés cosido con hilo negro. Con pedazos en el cuerpo que no son tuyos. Sin pedazos de tu piel. Con todas tus cicatrices, esas marcas de que estuviste herido.
Te quiero con las alas rotas o completas, con esas que te llevaron a otro lugar, esas que te abrigaron.
Te quiero con las alas desprendidas y ya no puedas volar para que te quedes aquí.

Anuncios